Ethernet ha tenido una evolución desde su creación en 1973 hasta nuestros días, en las que sus tramas se han tenido lugar una serie de adaptaciones y mejoras de rendimiento para que se puedan transmitir en diferentes medios físicos y hacer que la conexión a internet se convierta en algo cotidiano para las personas. En este blog sobre las tramas de Ethernet tendré como referencias Ethernet original, el IEEE 802.3 revisado, y IEEE 802.11 para redes inalámbricas.

Las diferencias entre los estilos de tramas de Ethernet original y el IEEE 802.3 revisado son mínimas, esta diferencia es lo suficientemente significativa como para hacer a las dos versiones incompatibles. La diferencia más significativa entre Ethernet original y el IEEE 802.3 revisado es el agregado de un delimitador de inicio de trama (SFD) y un pequeño cambio en el campo Tipo que incluye la Longitud.

 

 

Tamaño de la trama de Ethernet.
El estándar Ethernet original definió el tamaño mínimo de trama en 64 bytes y el tamaño máximo de trama en 1518 bytes. Esto incluye todos los bytes del campo Dirección MAC de destino a través del campo Secuencia de verificación de trama (FCS). Los campos Preámbulo y Delimitador de inicio de trama no se incluyen en la descripción del tamaño de una trama. El estándar IEEE 802.3ac , publicado en 1998, amplió el tamaño de trama máximo permitido a 1522 bytes.
Si el tamaño de una trama transmitida es menor que el mínimo o mayor que el máximo, el dispositivo receptor descarta la trama. Es posible que las tramas descartadas se originen en colisiones u otras señales no deseadas y, por lo tanto, se consideran no válidas.

El estándar IEEE 802.3ac, publicado en 1998, amplió el tamaño de trama máximo permitido a 1522 bytes. Se aumentó el tamaño de la trama para que se adapte a una tecnología denominada Red de área local virtual (VLAN). Además, muchas tecnologías de calidad de servicio (QoS) hacen uso del campo Prioridad del usuario para implementar diversos niveles de servicio, como el servicio de prioridad para el tráfico de voz. En la ilustración, se muestran los campos contenidos en la etiqueta VLAN 802.1Q.

 

El formato de la trama 802.11 para redes inalámbricas es similar al formato de la trama de Ethernet, con la excepción de que contiene más campos.

Como se muestra en la siguiente figura, todas las tramas 802.11 inalámbricas contienen los siguientes campos:

 

 

  • Control de trama: identifica el tipo de trama inalámbrica y contiene subcampos para la versión del protocolo, el tipo de trama, el tipo de dirección, la administración de energía y la configuración de seguridad.
  • Duración: en general, se usa para indicar la duración restante necesaria para recibir la siguiente transmisión de tramas.
  • Dirección 1: normalmente, contiene la dirección MAC del dispositivo o AP receptor inalámbrico.
  • Dirección 2: normalmente, contiene la dirección MAC del dispositivo o AP transmisor inalámbrico.
  • Dirección 3: en ocasiones, contiene la dirección MAC del destino, como la interfaz del router (gateway predeterminado) a la que se conecta el AP.
  • Control de secuencia: contiene los subcampos Número de secuencia y Número de fragmento. El Número de secuencia indica el número de secuencia de cada trama. El Número de fragmento indica el número de cada trama que se envió de una trama fragmentada.
  • Dirección 4: suele faltar, ya que se usa solo en el modo ad hoc.
  • Contenido: contiene los datos para la transmisión.
  • FCS: es la Secuencia de verificación de trama, usada para el control de errores de capa 2.

El estándar 802.11 fue evolucionando con los años dando distintos estándares, algunos de estos se muestran con sus características en la siguiente tabla.

 

 

En conclusión, gracias a Ethernet ha sido posible la mejora de rendimiento y capacidades de transmisión de datos y dar lugar a una una revolución en las telecomunicaciones, dicha revolución ha tenido un fuerte impacto en la sociedad haciendo de internet algo cotidiano e imprescindible en la mayoría de las empresas y cada vez más en los hogares. Ethernet es responsable de que las personas nos podamos comunicar e intercambiar gran cantidad de archivos a largas distancias, al instante, en cualquier momento y casi en cualquier lugar.

IEEE (Institute of Electrical and Electronics Engineers) está en su obligación de mirar más al futuro y anticipar la inevitable demanda gigantesca de datos que nos espera. No será por parte del usuario sino por la de los proveedores de contenido y servicios a los que como usuarios querremos conectarnos a máxima velocidad. Así que el grupo de trabajo que vela por la conectividad Ethernet ya está pensando en la cifra que serviría para canalizar toda la información allá por el año 2020.

 

Nombre y apellidos: Enrique Leal Antón

Curso: Cisco CCNA R&S

Centro: Tajamar

Año académico: 2016-2017.