Seguridad de una LAN inalámbrica.

 

La seguridad en las redes inalámbricas es uno de los componentes más importantes, sino el más importante, ya que, si un atacante a esa seguridad consiguiera obtener los datos de seguridad de la red, se convertiría en un peligro para los usuarios de esa red, pudiendo llegar el atacante a conseguir cualquier dato del usuario.

Por ejemplo, recientemente salió una noticia sobre unos juguetes para niños que presentaban vulnerabilidades de seguridad y privacidad para los usuarios, ya que el atacante se podía saltar los protocolos de seguridad gracias al juguete y que podían llegar a conseguir las direcciones reales de los usuarios.

LAN inalámbrica

Este tipo de noticias nos presentan casos de fallos de programación en la seguridad de los aparatos domésticos, pero no son los únicos ataques que se pueden llegar a sufrir ni los más graves.

Si no se tiene una LAN doméstica propiamente securizada un atacante podría llegar a suplantar el punto de acceso Wi-Fi del acceso a Internet, existen varios métodos para no ser tan fácilmente vulnerados, como, por ejemplo, filtrar las direcciones MAC, que consiste en que el usuario hará una lista con las direcciones MAC de sus dispositivos conocidos y en el punto de acceso permitirá solamente a esos dispositivos conectarse a la red inalámbrica.

Otro de los métodos es la ocultación del SSID (Service Set Identifier), en este caso, todo aquel usuario autorizado o no, deberá conocer el SSID de la red a la quiera conectarse, ya que no aparecerá en lista de redes disponibles.

LAN inalámbrica

Pero el mayor problema de las redes inalámbricas se produce en las grandes superficies, tales como aeropuertos, cafeterías y cualquier red de acceso a Internet que pudiera tener la ciudad, ya que ese tipo de redes no tienen normalmente un sistema de cifrado muy potente, y cualquier atacante con cierta habilidad podría suplantar el punto de acceso y el usuario no se percataría de ello hasta que fuera demasiado tarde o lo más probable, no se enteraría nunca, a no ser que el atacante usara los datos que ha conseguido para actuaciones malintencionadas.

Otro posible punto de falla de las LANs inalámbricas puede suceder en las empresas, por ejemplo, un empleado puede conectar su teléfono para que actúe como punto de acceso, intencional o no, ello puede derivar en un fallo para la seguridad de la empresa, y las empresas deben vigilar estrechamente que no se levanten puntos de acceso no autorizados. Las empresas que se preocupan de estos aspectos utilizan dispositivos de WLAN de tecnología avanzada, que permite rastrear el espectro para detectar aquellos puntos no autorizados.

En mi opinión, las redes inalámbricas necesitarán en los próximos años más seguridad de la que tienen ahora, ya que, nos encaminamos hacia el momento de la historia en que más dispositivos necesiten conexión a Internet.

 

Víctor González Baeza

Alumno del curso: Cisco CCNA R&S

Centro: Tajamar

Año: 2015-2016