UDP es un protocolo simple que proporciona las funciones básicas de la capa de transporte. Es un protocolo que opera sin conexión, es decir, que las sesiones no se establecen antes de que se lleve a cabo la comunicación, como sucede con TCP. El protocolo UDP está basado en las transacciones; es decir, cuando una aplicación tiene datos para enviar, simplemente los envía.

La PDU (unidades de protocolos de datos) del UDP se conoce como un “datagrama”, aunque los términos “segmento” y “datagrama” se utilizan algunas veces de forma intercambiable para describir una PDU de la capa de transporte.Cuando se envían datagramas múltiples a un destino, pueden tomar diferentes rutas y llegar en el orden equivocado. UDP no realiza un seguimiento de los números de secuencia de la manera en que lo hace TCP. UDP no tiene forma de reordenar datagramas en el orden en que se transmiten.Por lo tanto, UDP simplemente reensambla los datos en el orden en que se recibieron y los envía a la aplicación. Si la secuencia de datos es importante para la aplicación, esta debe identificar la secuencia adecuada y determinar cómo se deben procesar los datos.

Dado que no se crean sesiones con UDP, los datos están listos para enviarse y los puertos están identificados, UDP puede formar los datagramas y pasarlos a la capa de red para direccionarlos y enviarlos a la red.

Una vez que el cliente selecciona los puertos de origen y de destino, este mismo par de puertos se utiliza en el encabezado de todos los datagramas que se utilizan en la transacción. Para la devolución de datos del servidor al cliente, se invierten los números de puerto de origen y destino en el encabezado del datagrama

Existen tres tipos de aplicaciones que son las más adecuadas para UDP:

  • Aplicaciones que pueden tolerar cierta pérdida de datos, pero requieren retrasos cortos o que no haya retrasos
  • Aplicaciones con transacciones de solicitud y respuesta simples
  • Comunicaciones unidireccionales donde no se requiere confiabilidad.

Muchas aplicaciones de video y multimedia, como VoIP y la televisión por protocolo de Internet (IPTV), utilizan UDP. Estas aplicaciones pueden tolerar cierta pérdida de datos con un efecto mínimo o imperceptible. Los mecanismos de confiabilidad de TCP presentan cierto grado de demora que se puede percibir en la calidad de sonido o video que se recibe.

Otros tipos de aplicaciones adecuadas para UDP son las que utilizan transacciones de solicitud y respuesta simples. Esto se da cuando un host envía una solicitud y existe la posibilidad de que reciba una respuesta o no. Estos tipos de aplicaciones incluyen las siguientes:

  • DHCP
  • SNMP
  • TFTP

Algunas aplicaciones se ocupan de la confiabilidad por sí mismas. Estas aplicaciones no necesitan los servicios de TCP y pueden utilizar mejor UDP como protocolo de capa de transporte. TFTP es un ejemplo de este tipo de protocolo. TFTP tiene sus propios mecanismos para el control del flujo, la detección de errores, los acuses de recibo y la recuperación de errores. Este protocolo no necesita depender de TCP para esos servicios.

En mi opinión UDP es protocolo muy necesario que aporta mayor velocidad frente TCP y sin este protocolo no hubiese sido posible realizar ciertos avances en la tecnología como puede ser la VoIp, videoconferencias, juegos en línea con un alto número de usuarios… Es el protocolo ideal para este tipo de tecnologías debido a su tolerancia a fallas, ya que la comunicación continuara a pesar de las fallas que puedan existir y la velocidad que aporta al canal.

Nombre: Álvaro Medranda

Curso: Cisco CCNA R&S

Centro: Tajamar

Año académico: 2016-2017.