A diario, cuando utilizamos nuestros Pc´s, Tablet o Smartphones para navegar por Internet, utilizamos un navegador para acceder a las diferentes páginas web que queremos visitar para leer noticias, aprender sobre alguna materia, comunicarnos con nuestros amigos o familiares o incluso para trabajar.

Los navegadores de Internet son aplicaciones de la Capa 7 de Aplicaciones del Modelo OSI. Estas aplicaciones utilizan un protocolo, que rige las reglas para establecer las comunicaciones y conexiones con los servidores de cada página web que visitamos, ese protocolo es el HTTP.

HTTP o Hypertext Transfer Protocol es el protocolo más conocido de la capa de aplicaciones. Cuando el usuario escribe la url de una web en su navegador, por ejemplo http://www.cisco.com , su dispositivo se conecta a un Servidor DNS para traducir esa dirección url a una dirección ip pública, para posteriormente establecer la conexión entre su dispositivo y el servicio Web (Puerto de destino 80 o 8080 de TCP).

El navegador de nuestro dispositivo envía una solicitud GET para conseguir establecer esa conexión con el servicio web.

Si el Servidor está disponible responderá con una línea de estado (HTTP/1.1 200 OK) y un mensaje propio. En ese caso, el servidor envía el código HTML de esa dirección web al Pc del cliente y el navegador es el encargado de interpretar y mostrar las diferentes partes de la web, estilos, contenidos, imágenes y funcionalidades (código HTML, CSS y JS).

Solicitud GET del protocolo HTTP y HTTPS

Solicitud GET del protocolo HTTP y HTTPS

Si el servidor no está disponible, la respuesta enviada por el servidor puede contener un mensaje de Error como el HTTP 505. En el caso de que el contenido del enlace solicitado ya no esté disponible, se mostraría un mensaje de Error 404. Si un archivo se ha ubicado en otra ruta del hosting de ese servidor, se mostraría un mensaje de aviso (en algunos casos, suelen ser redirecciones 301 permanentes o 303 a otros enlaces personalizados creados por los desarrolladores de la web) facilitando otras vías para la búsqueda de ese archivo o redireccionando al nuevo emplazamiento de esa solicitud web.

En los casos en los que en una web rellenamos un formulario de contacto, un formulario de registro de una plataforma, publicamos una entrada en un blog o en nuestro perfil de una red social, los navegadores utilizan los mensajes POST o PUT (este último en el caso de la subida de archivos, imágenes, etc).

Dado que HTTP es un protocolo no seguro (texto sin formato que puede ser interceptado) se tuvo que implementar una serie de mejoras (autenticación y encriptación) con las que garantizar la comunicación entre Cliente-Servidor, lo que dio lugar al HTTPS.

Muchas empresas están obligadas por ley a establecer sus servicios web por medio de HTTPS. Cuando nos conectamos a la web de nuestro banco para revisar los movimientos de nuestra cuenta bancaria, compramos algún producto online o accedemos a nuestro correo electrónico, nuestra conexión con cada uno de esos servicios web se realiza por HTTPS. Además, Google prima en su PageRank las páginas web que utilicen HTTPS.

HTTPS utiliza una serie de certificados por capas de socket seguras (SSL – Secure Sockets Layer) para encriptar los stream de datos que se envían por la red y el puerto 443 dentro de los puertos bien conocidos de TCP.

Como ver el certificado de HTTPS en una web

Como ver el certificado de HTTPS en una web

Al conectarse a alguna de estas webs, si nos fijamos en la url veremos que se nos muestra la url comenzando por https (en color verde y con un símbolo de un candado ? ) donde podremos comprobar cómo se establece esa conexión y el certificado SSL y quien lo ha firmado (quien ha verificado su autenticidad).

En un corto plazo veremos cómo se implanta el nuevo protocolo HTTP/2 en muchos servidores, y esto incluirá las siguientes mejoras:

  • Las peticiones de HTTP/2 son muchísimo menores.
  • Utiliza multiplexado, permitiendo envío y recepción de varios archivos al mismo tiempo.
  • Permite al servidor “lanzar” el contenido.
  • HTTP/2 puede dejar abierta la conexión para su reutilización.
  • En HTTP/2 el navegador hace muchas menos peticiones al servidor.
  • HTTP/2 ya no necesita la mayoría de la sintaxis de HTTP 1.1, como los métodos, los códigos de estado, campos de cabecera, URIs, etc. El elemento a mostrar se transporta directamente entre el cliente y el servidor.
  • Menor cabecera que transmitir. HTTP/2 requiere una menor cantidad de datos, lo que se traduce en menor tiempo de carga.
  • HTTP/2 cambia el orden de carga, con lo que consigue una carga más eficiente de la página al priorizarse los elementos.

Las primeras pruebas demuestran una mejora de entre 20% y un 30% en la velocidad de descarga de las páginas web con esta actualización del protocolo HTTP.


Iyad Megdadi Nuñez
Curso: Cisco CCNA R&S
Centro: Tajamar
Año académico: 2016-2017