Para saber que es el protocolo FHRP primero debemos saber a qué nos referimos cuando hablamos de primer salto. El “first hop” es el dispositivo (normalmente un router) que se encarga de enrutar paquetes fuera de la red local (LAN). El lugar donde entran los paquetes para ser enrutados se denomina default-gateway (puerta de enlace). A través de ella, los paquetes dan su primer salto para salir a Internet o hacia otras tecnologías WAN.

¿Por qué es recomendable dar redundancia a nivel de puerta de enlace?

Imaginemos un escenario de cualquier entidad bancaria, con unos 1.000 equipos saliendo a Internet a través de una sola puerta de enlace disponible físicamente, y esta se cae por motivos técnicos. El número de operaciones y transacciones que se estuviesen realizando en ese momento se verían afectadas, y permanecerían paradas hasta que se restableciese el servicio.

Por este motivo, existen los protocolos FHRP, los cuales nos aportan redundancia a nivel de puerta de enlace.

 

FHRP

Solución al problema anterior (sólo una puerta de enlace)

La solución, basándonos en FHRP, sería disponer de un segundo router conectado al switch, el cual estaría conectado a Internet a través del mismo ISP u otro distinto.

De esta manera si el router 1 cae, dispondríamos de otro router (de respaldo) para poder seguir estando conectados sin perder el servicio en ningún momento.

 

Si existen dos gateways y no tenemos implementado FHRP en nuestro sistema ¿cómo podríamos solventar el problema de caída de uno de los routers?

Frente a este problema planteamos dos posibles soluciones, las cuales no son tan eficaces como implementar FHRP:

  • Configurar Cliente por Cliente: una vez que se cae nuestro router principal, deberíamos configurar el la nueva gateway a cada uno de los equipos de la red, lo cual conlleva mucha carga administrativa.

 

  • Cambiar la configuración DHCP: en este caso deberíamos de editar la configuración del servidor DHCP para que las nuevas peticiones le asignen el nuevo default-gateway a los equipos de la red.

 

Estas dos opciones generan carga administrativa y no serían soluciones 100 % transparentes, ya que el cliente se da cuenta de que el sistema está caído. Además, ambas soluciones conllevan un cierto retraso o latencia, por estos motivos se recomienda utilizar los protocolos FHRP.

 

Principales ventajas de utilizar FHRP

El protocolo de redundancia de primer salto nos proporciona tres características importantes a la hora de mantener nuestro sistema levantado ininterrumpidamente. Estas tres características son la Redundancia, el Balanceo de carga y la Alta disponibilidad, ambas proporcionadas por la implementación de uno o varios routers de respaldo que entrarían en juego en caso de caída del router principal.

 

FHRP

Conclusiones acerca de FHRP

El protocolo FHRP se localiza a nivel de puerta de enlace de los routers. De manera que se encuentra en un sitio estratégico para poder dar redundancia y alta disponibilidad a nuestra red LAN para tener acceso a tecnologías WAN o Internet, en el caso de que el router principal falle (router de reenvío).

 

Alberto Carretero Cruz

Alumno de CCNA R&S

Centro Tajamar (curso 2015/2016)