Por suerte la propuesta de Microsoft sigue evolucionando. Dentro de las novedades de Hyper-V 2016, se destacan las relacionadas con la mejora de la alta disponibilidad. Además se han optimizado los clúster, han sido implementadas nuevas funciones a nivel administrativo como funcional.

Actualmente muchas empresas siguen usando infraestructuras físicas. Los problemas habituales son:

  • Al crecer la empresa, las máquinas se han quedado con pequeñas, teniendo que ampliar o adquirir otra.
  • Se han sobredimensionado desde un inicio en vistas de un escenario más complejo.

En la mayoría de los casos, no se han usado durante la vida útil del servidor los recursos ofrecidos, siendo una inversión no adecuada en cualquiera de los dos casos.

Otra práctica habitual es saturar una única maquina dándole al mismo equipo demasiados roles. Esto hace complicado el diagnostico de fallos y aumenta la vulnerabilidad de ataques de denegación de servicios, al tener todos nuestros recursos en un único punto, teniendo que duplicar las máquinas, y con ello la inversión, para conseguir tolerancia a fallos.

La virtualización es una opción que economiza los recursos de hardware de una infraestructura, haciendo escalable cualquier recurso sin tener que invertir en una única máquina, pudiendo ampliarla a medida que nuestras necesidades crezcan. Con el uso de servidores virtualizados, configurar entornos de alta disponibilidad y con tolerancia a fallos, se simplifica.

Además uno de los problemas más detectado en entornos virtualizados, más comunes incluso que los fallos de disco, es la pérdida temporal de conexión. Microsoft Hyper-V 2016 ha aumentado la eficacia de las comunicaciones internas dentro del clúster para paliar este problema, dando al administrador una serie de opciones que puede configurar para mitigar fallos.

Esta es la consola de administración de Failover cluster. Nos permite ver el estado fácilmente y ver el estado de salud de nuestros nodos.

Cuando un nodo tiene algún tipo de downtime, el clúster lo registra y lo marca como Unhealty. Si tiene tres pérdidas de conexión en una hora (configuración por defecto), lo marca como Quarantine. Sus máquinas virtuales se migran de manera online, sin dejar de dar servicio, hacia otro nodo que no esté afectado.

Este nodo queda así por dos horas (por defecto), solo puede ponerse en Quarantined el 25% de los nodos, puesto que si no fuera así y  nos dejara poner todas las maquinas en este modo, podríamos encontrarnos que tenemos toda la infraestructura caída por un error puntual en nuestra red. Esta nueva característica impide que un nodo problemático comprometa la estabilidad del propio clúster, afectando negativamente al resto de nodos.

Este tipo de reacción automática por parte del clúster, minimiza el impacto  que una incidencia puede tener sobre nuestras instalaciones. Queda trasparente para el usuario, tan solo notando una ligera pérdida de rendimiento según las características de nuestro hardware. Hay opciones que permiten las alertas automáticas para que el administrador de sistemas investigue el origen del problema y pueda resolverlo de manera definitiva. Pero lo más importante, sin que los usuarios se vean afectados por la caída de un nodo.

 

Daniel Sánchez Santamaría

www.linkedin.com/in/danielsansan

Alumno del curso Microsoft MCSE

Centro: Tajamar

Año académico: 2016-2017