Instalación de SQL en una máquina servidor para VMM (Virtual Machine Manager).

SQL o “Structured Query Language” es un lenguaje de programación de base de datos basado en el modelo relacional.

Pasó a ser estándar ISO (International Organization for Standarization) en 1987, un año antes en américa por el ANSI (American National Standards Institute).

La base de datos SQL que vamos a instalar está desarrollada por Microsoft, usando el lenguaje Transact-SQL.

Sus competidores directos son: Oracle, MariaDB, MySQL, PostgreSQL, entre otros.

Posee una interfaz gráfica para visualizar y modificar la base de datos.

También permite trabajar en modo cliente-servidor.

Cuando se instala, instala además ciertos servicios necesarios para su correcto funcionamiento.
Algunos de ellos son:
1) SQL Server: El motor del sistema de la base de datos.
2) SQL Agent: Ejecuta las tareas y manda advertencias en caso de irregularidades y cargas pesadas.
3) SQL Browser: Escucha los comandos enviados para redirigirlos a su destino.

Los tipos de datos admitidos, entre otros, son: Números, Texto, Fechas, XML, binarios…

Además, tiene otras herramientas que permiten, entre otros, respaldar y recuperar las bases de datos, comprimir tanto los backups como la propia base de datos, replicación, HA (alta disponibilidad o High Availabily del inglés), recuperación de desastres, agente de programación de tareas, modo mantenimiento, rastreo de actividades, herramientas de BI (Business inteligence)

Para poder instalar nuestra base de datos, antes debemos contar con ciertos requisitos, a saber:

1) Máquina unida a un dominio.
2)Instalación de .NET 3.5.

Habrá que instalar una instancia nueva de SQL server y apuntar el nombre dado a la instancia (por defecto MSSQLSERVER), así como asignarle un usuario con privilegios de administración.

La instalación en sí es mediante un asistente en varios pasos, donde comprueba bastantes requisitos que debemos cumplir.

La base de datos contiene además bastantes características, las cuales en el mismo asistente nos permite añadir o no para tener la base de datos que necesitamos y/o queremos.

El asistente se abre y cierra varias veces para ir al siguiente paso o comprobación, además de parecer que se queda colgado en alguna ocasión, por lo que hay que tener paciencia y no darle muchas veces para evitar que se cuelgue el asistente o la máquina.

Por lo demás es sencillo, y sabiendo que se quiere hacer y/o que se necesita, no se tardará demasiado en desplegar la base de datos para conectarla con Virtual Machine Manager (VMM).

Autor:Álvaro Cascajero Quero
Alumno del curso Microsoft MCSA Windows Server 2012/MCSE Private Cloud en centro Tajamar.
Centro: Tajamar

Año académico: 2016-2017