Desplegar una aplicación virtualizada con VMM en una máquina virtual

Disponer de una librería de aplicaciones en Virtual Machine Manager (VMM) puede ser una gran idea en ahorro de tiempo, puesto que, si por ejemplo se necesitan 4 máquinas con SQL server para 4 tiendas virtuales diferentes, solo es necesario desplegar la plantilla de servicio de la máquina con la aplicación 4 veces, ahorrando la instalación y configuración de la tienda y el SQL 3 veces.

Por contrapunto, es necesaria una buena infraestructura y seguir muy bien los pasos de creación de la aplicación y despliegue, ya que de lo contrario no funcionará como debería imposibilitando el trabajar con ella.

 

La creación de paquetes de aplicacion se realiza en un cliente lo más limpio posible (máquina de referencia) con App-V instalado.

Una vez finalizada se procede a guardar el paquete y meterlo en la biblioteca de nuestro VMM.

Desde ahí hay que proceder a crear un perfil de aplicación que contenga el paquete de aplicación virtual que necesitamos para nuestra máquina.

Tras ello, solo tenemos que crear una plantilla de servicio con la máquina que queramos y nuestra aplicación.

Se ajustan además otros parámetros de la máquina virtual como memoria, procesadores, etc… antes de pasar a desplegarla para que se cree la máquina virtual ya lista para trabajar con ella, por ejemplo, un server 2012 R2 Standard con SQL Server instalado y una tienda Prestashop, todo listo para empezar a usar desde el minuto cero.

Las máquinas de plantilla deben tener sysprep hecho, así se pueden usar una y otra vez sin que den ningún tipo de fallo o incompatibilidad por SID duplicados, por ejemplo.

 

Para más información y otros temas relacionados recomiendo usar el TechNet de Microsoft: https://technet.microsoft.com/es-es/

 

Álvaro Cascajero Quero

Alumno del curso Microsoft MCSA Windows Server 2012/MCSE Private Cloud en centro Tajamar.

Centro: Tajamar

Año académico: 2016-2017