Una vez hayamos instalado nuestro Virtual Machine Manager, al que a partir de ahora llamaremos VMM, empezaremos a configurar todas las partes del mismo. Una parte fundamental que tendremos que configurar es la red lógica. Tendremos que crear redes que no tengan comunicación con las redes de la infraestructura para que no haya ningún tipo de conflicto de red y sobre todo por seguridad.

 Dentro de nuestro propio VMM tendremos varios clientes a los que tendremos que proporcionarles su propia red lógica para que puedan comunicarse, ademas que es un requisito imprescindible para poder crear máquinas dentro de nuestra nube.

 Lo primero que tenemos que crear en nuestro VMM es la red lógica, estas redes nos permiten definir sitios, VLANs y rangos de direcciones de Ips, estos últimos deberemos crearlos para que asigne las direcciones Ips a las maquinas virtuales, esta configuración de direcciones Ips se puede asignar de forma automatica aunque no manual, es decir, les dara una IP del rango que hayamos creado la cual mantendrá, sino funcionará como si de un servidor dhcp se tratara.

 Una vez creada la red lógica el siguiente paso es crear una VM Network, donde conectaremos nuestras redes lógicas. Es la encargada de aplicar la configuración de las redes lógicas en las máquinas virtuales que despleguemos.

 Después tendremos que configurar los puertos virtuales, mínimo tendremos que crear un puerto uplink, ya que este puerto determina el comportamiento de la red cuando esta quiera salir hacia el exterior. También podemos definir puertos virtuales, los cuales podemos modificar para lo que necesitemos, como por ejemplo controlar todo el tráfico que pasa por él.

 Para que los perfiles de puerto se puedan aplicar necesitamos crear un switch lógico, estos son los elementos que conectan la parte física con la parte lógica.

 Una vez creado todo esto ya tendríamos la red lógica de nuestro VMM creada y funcional, para que las máquinas cogieran la configuración de red tan solo tendríamos que configurarlo en su tarjeta de red.

 VMM también ofrece la posibilidad de crear balanceadores de carga, por si nuestra red es muy densa y no queremos que haya saturamientos en la misma.

Siguiendo todos estos pasos conseguiremos crear la red sin muchas complicaciones, ya que siguiendo todos los pasos en el orden correcto reduciremos casi al mínimo la posibilidad de equivocarnos, y sobre todo, de tener que volver atras ya que nos haría falta una configuración que no hemos hecho antes.

Espero que os haya servido de utilidad,

Nos vemos en el siguiente post.

 

 

Manuel Lozano Rivera

Alumno del curso Microsoft MCSE

Centro: Tajamar

Año académico:2016-2017