Un backup bare metal es básicamente un backup que nos permite la recuperación del sistema desde cero.

Este tipo de backup guarda los datos críticos del sistema, tales como el system state, drivers, sistema operativo, etc. También nos deja realizar copia de los datos que tengamos en ese momento en el sistema.

¿Qué ventajas tiene sobre un backup normal?

La ventaja principal está en los casos en que el sistema operativo falle, casos en que no podamos arrancar la máquina o esta no funcione correctamente, etc. Con un backup normal sólo podríamos recuperar los datos. Posteriormente tendríamos que reinstalar el sistema, los drivers y todos los roles, características y servicios que tuviéramos en la máquina. Con un backup bare metal podemos restaurar la máquina al estado en el que estuviera al realizar el backup. Recuperaremos el sistema, su configuración, los drivers y aplicaciones y todo lo que estuviera instalado en ese momento en un tiempo considerablemente menor que si instaláramos todo de cero.

¿Cómo podemos realizar el backup bare metal?

Tenemos muchas aplicaciones de terceros como Acronis, Norton, Symantec o Bacula. En este caso explicaré brevemente como utilizar Windows Server Backup para realizar la copia de seguridad bare metal. Windows Server Backup no viene instalado por defecto. Tenemos la consola instalada, pero hay que instalar la característica para poder trabajar con él.

Una vez instalada la característica, abrimos la consola de Windows Server Backup. Programamos una copia de seguridad, utilizamos la opción “personalizada” o “custom” y en la ventana que se nos abre seleccionaremos “Bare metal recovery” o “Reconstrucción completa” en español. Al marcar esta opción automáticamente nos selecciona la opción de estado del sistema, la partición del disco duro reservada para sistema y el disco duro principal del mismo. Estas son las opciones necesarias para restaurar una máquina desde cero.

Ahora solo nos queda especificar la programación horaria del backup y en qué unidad queremos guardarlo. Es recomendable que sea una unidad de red o un disco duro externo al sistema.

Ya tenemos nuestro backup realizado.

Para restaurarlo la opción más recomendable en caso de que nuestro sistema esté totalmente inoperativo es iniciar el sistema con el disco de instalación de Windows Server. Una vez iniciado nos dará la opción de instalar Windows de nuevo o reparar el sistema. Escogeremos esta última, especificamos la copia que queremos restaurar y aceptamos. Ahora solo nos queda esperar. Según lo que ocupe nuestro sistema y lo que tengamos en el instalado, este proceso puede tardar desde unos minutos a varias horas.

Una vez terminada la restauración nuestro sistema estará totalmente operativo y con todas las características, roles, programas, etc., que tuviéramos instaladas en el momento de realizar la copia.

 

Iván Luna Ciudad

Alumno del curso Microsoft MCSE Private Cloud

Centro: Tajamar.

Año académico: 2016-2017.