El correo electrónico es una de las aplicaciones TCP/IP más utilizadas en estos días. Es un método que se utiliza para enviar, almacenar y recuperar mensajes electrónicos a través de una red. Los mensajes de correo electrónico se guardan en bases de datos en servidores de correo. No obstante, para ejecutar el correo electrónico en un dispositivo, este requiere de varios servicios y aplicaciones.

Los clientes de correo electrónico se comunican entre si, a través de servidores de correo intermediarios. A su vez, estos servidores se comunican con otros servidores transportando los mensajes de un dominio a otro.

Al enviar los mensajes de correo desde el cliente, estos van al servidor de correo determinado en la configuración de las aplicaciones. Este servidor comprueba el dominio del receptor para ver si se encuentra en su base de datos local. Si no es así, envía una solicitud DNS para determinar la dirección IP del servidor de correo electrónico para el dominio de destino. A continuación, el correo se reenvía al servidor correspondiente.

Explicado de otra manera, el mensaje se envía desde el cliente al servidor del correo electrónico llamado MTA (Mail Transport Agente), que tiene la tarea de transportarlos hacia el MTA del destinatario. Luego el MTA del destinatario entrega el correo electrónico al servidor del correo entrante MDA (Mail Delivery Agent), el cual almacena el correo electrónico mientras espera que el usuario lo acepte.

Usando una analogía del mundo real, los MTA actúan como la oficina de correo, mientras que los MDA actúan como casillas de correo, que almacenan mensajes, hasta que los destinatarios controlan su casilla. Esto significa que no es necesario que los destinatarios estén conectados para poder enviarles un correo electrónico.

La recuperación del correo se logra a través de un programa de software llamado MUA (Mail User Agent)

Los protocolos encargados de gestionar este sistema de correo electrónico son SMTP y POP.

foto1

– SMTP (Simple Mail Transfer Protocol):

Se encarga de enviar nuestros correos a los distintos usuarios. Este protocolo funciona con independencia del sistema operativo utilizado, tanto por el destinatario como por el emisor. Nos permite, en definitiva, transmitir los correos por Internet sin problemas de compatibilidad.

SMTP necesita un canal de comunicación fiable y con entrega ordenada de paquetes. Para ello utiliza el protocolo TCP (puerto 25) en la capa de transporte. Para que dos sistemas intercambien correo no es necesario que exista una conexión interactiva, ya que este protocolo usa métodos de almacenamiento y reenvío de mensajes.

  • Modo de comunicación SMTP:

Cuando un servidor de SMTP manda un mensaje a otro servidor SMTP, el emisor establece una conexión con el receptor. Esta conexión es unidireccional, es decir, mientras que el emisor está enviando el correo al receptor, este no puede enviar ningún correo al emisor. Si el receptor tiene que enviar un correo al emisor, tiene que esperar a que finalice la conexión establecida y establecer otra en sentido contrario. Una vez establecida la conexión, el emisor envía comandos y mensajes.

– POP (Post Office Protocol):

Es el protocolo de oficina de correo y es el encargado de recibir nuestros correos, procesarlos y mostrarlos en nuestros clientes de correo electrónico. Puesto que SMTP solo transfiere correo entre buzones, se necesita un protocolo como POP para poder descargar el mensaje desde el buzón.

  • Modelo de comunicaciones POP:

El modelo de comunicaciones POP se basa en un buzón central en el que se almacenan los mensajes hasta que el usuario solicita la descarga de estos. El cliente POP se conecta con el servidor a través del puerto 110 del protocolo TCP. Para conectarse al servidor, es necesario tener una cuenta de identificación en dicha máquina . A continuación es necesario verificar que es dueño de la cuenta a través de una clave. Una vez conectado al sistema, el cliente POP dialoga con el servidor para saber si en otros, existen mensajes en la casilla, cuántos mensajes son o para solicitar la descarga de estos.

Para poder ofrecer estas funciones, el modelo de comunicación POP se basa en los estados de autorización, transacción y actualización.

Una vez establecida la conexión, el servidor POP se encuentra en estado de autorización, esperando que el cliente le envíe el nombre y clave de la cuenta de usuario. Una vez verificado que el nombre y la clave son correctos, el servidor pasa al estado de transacción. Antes de pasar a este estado, el servidor POP bloquea el buzón para impedir que los usuarios puedan modificar o borrar el correo antes de pasar al estado siguiente. En este estado de transacción el servidor atiende las peticiones del cliente. A continuación envía al servidor el comando QUIT, y este pasa al estado de actualización. En este estado el servidor elimina los mensajes que están con la marca de borrado y finaliza la conexión.

 

Correo electrónico

 


Eduardo Piquer Sánchez

Curso: Cisco CCNA R&S

Centro: Tajamar

Año académico: 2016-2017