Los Conditional Forwarders o Reenviadores Condicionales se utilizan en un servidor DNS para reenviar las consultas de nombres de equipo de dominios específicos que el DNS no puede resolver mediante sus registros DNS locales.

Las consultas se reenvían, según el nombre FQDN del equipo por el que se consulta, a una dirección IP configurada de un DNS capaz de resolver ese nombre.

Este procedimiento permite conectar clientes de distintos dominios entre sí utilizando el nombre de equipo, como podría ser en la unión de dos empresas, facilitando el intercambio de recursos entre ellos.

Configurar un Conditional Forwarder en un dominio no otorga un canal de comunicación bidireccional, es decir, si configuramos los reenviadores condicionales en el dominio A para poder comunicarnos con el dominio B a partir del nombre de equipo, también tendremos que hacer el mismo proceso en el dominio B para poder conectar con el dominio A.

Los Conditional Forwarders simplifican la conexión entre los equipos de ambos dominios y sus recursos, por lo que es una solución muy buena para la interconexión y la compartición de recursos entre redes privadas.

Los reenviadores condicionales se configuran en la consola del servidor DNS, haciendo clic con el botón derecho en la entrada de Conditional Forwarders y seleccionando New Conditional Forwarder

 

 

En el asistente de configuración se configura el nombre del dominio del que queremos reenviar las consultas (que será el sufijo del nombre FQDN del equipo), también se añade la dirección IP a la que reenviar las consultas, y seleccionaremos almacenarlo en Active Directory y a quien queremos replicarlo

Podemos elegir replicar entre los servidores DNS del bosque y los del dominio.

Para acabar de configurarlo seleccionamos OK, y v​​​eremos que en la consola de DNS se ha creado una carpeta con el nombre que hemos configurado, y dentro la dirección IP que hemos seleccionado.

Autor: Adrián Blanco Isidoro

Curso: MCSA+MCSE, TAJAMAR.

Fecha: 2015/2016