Cuando se manejan direcciones IP, más allá del ámbito local o doméstico, es difícil poder llevar el mantenimiento y la configuración manualmente de una red empresarial o departamental.

Para ello se recurre a un servidor DHCP (Dynamic Host Configuration Protocol) que no es más que un PC ejecutando este servicio.

Realmente lo que realiza este servidor es la asignación automática de direcciones IP a equipos en la red. Para ello se apoya en los puertos 67 y 68 del protocolo UDP.

Como los equipos no conocen la IP del servidor DHCP, envían un mensaje por Broadcast tanto en capa 3 (255.255.255.255) como capa 2 (FF:FF:FF:FF:FF:FF) en búsqueda de un servidor DHCP en la red.Es este paquete se le llama DHCP Discover, y precisamente es para eso, para buscar un servidor que le asigne dirección IP. Comparativamente, sería similar a la actuación que realizamos los humanos cuando nos entramos una puerta abierta en un lugar desconocido y preguntamos: ¿Hay alguien ahí?

Si existiera un servidor DHCP en el mismo dominio de difusión, éste respondería con una propuesta de dirección IP en un paquete DHCP Offer.

En caso de que el cliente acepte la proposición del servidor DHCP, mandaría un mensaje DHCP Request, también por Broadcast, por 2 motivos:

  • Porque el cliente aún no tiene dirección IP
  • Porque en caso de que le hubieran llegado más de 1 oferta de varios servidores DHCP, en este mensaje identifica al servidor que le hizo la oferta elegida y con ello pediría dicha IP

En caso de que dicha IP no haya sido asignada a otro equipo, el servidor envía un mensaje de confirmación al cliente (DHCP ACK) confirmándole la IP asignada.

Todo este procedimiento se realiza cuando el servidor y el cliente se encuentran en el mismo dominio de difusión.

Dicho dominio se ve delimitado por dispositivos de capa 3 (Routers principalmente).

¿Esto significa que es necesario tener un servidor DHCP en cada subred?

NO necesariamente, es aquí donde el DHCP Relay cobra protagonismo.

Este agente nos permite ubicar el servidor DHCP en cualquier segmento de la red.

Un concepto muy importante a tener en cuenta es que sólo con implantar el DHCP  Relay no es suficiente, tiene que haber un enrutamiento coherente en la red, me explico, el simple hecho de configurar la IP del servidor DHCP en el agente Relay, no es suficiente para que lleguen las peticiones al servidor DHCP.

Los equipos y los routers deben tener conocimiento de las redes existentes, bien sea por un protocolo de enrutamiento dinámico (RIP,EIGRP,OSPF…), por rutas estáticas o por una ruta por defecto.

Otro aspecto importante a la hora de configurar el agente DHCP Relay es el hecho de que dicho ámbito debe estar configurado en el servidor DHCP.

Teniendo en mente la imagen superior, partimos de la idea que todos los routers tienen IPs fijas configuradas en sus interfaces.

Por ejemplo, si los clientes en la red 7 mandan un DHCP Discover al R4 y éste lo reenvía al servidor DHCP con una IP origen 172.17.16.5, pero, sin embargo si el servidor DHCP no tiene ningún ámbito CONFIGURADO O ACTIVADO que concuerde con esa IP no va a poder proporcionarle ninguna IP.

Del mismo modo, tal y como el servidor DHCP debe tener configurada una puerta de enlace (Gateway), en los respectivos ámbitos que se configuren hay que agregar la opción de ámbito correspondiente al Gateway (003 Router), en el caso de la red 7 sería la IP del R4 en esta red (como he añadido antes, 172.17.16.5) y en el caso del equipo en la red 1, el Gateway para ese ámbito sería la IP del R2 en la red 1.

Teniendo en cuenta estos pequeños incisos, no debería de haber ningún problema para configurar cualquier agente Relay en cualquier tipología de red.

¡Un saludo!

 

Jorge Blanco Martínez

MCSA/MCSE 2015-2016

Escrito por Jorge Blanco Martínez

Aficionado a la tecnologia y redes. Amante del buen cafe. Apasionado del Drifting