CIFRAR LOS DATOS

 En la época actual los datos personales y empresariales tienen mucho más valor que los dispositivos electrónicos en sí. Es bastante habitual perder u olvidar un portátil en transporte público a la hora de ir a trabajar. Despistarse leyendo un libro o simplemente haciendo una foto a la hora de pasear en parque. Es importante mencionar que nadie puede estar protegido frente a un robo de un dispositivo electrónico. Y si en caso de robo, podríamos estar protegidos por un seguro y poder recuperar dicho dispositivo, nadie nos puede proteger frente a la pérdida o robo de los datos. En este caso nosotros mismos tenemos que conocer y aplicar las normas de seguridad y proteger nuestros datos personales.

Para poder evitar perdida de datos, hay que tener copias de los datos en varios sitios. Podemos hacer copias de seguridad y automatizar la tarea de copias y obtener nuevas copias de datos en dispositivos externos. También hay que destacar la opción de sincronizar los datos con la nube. Aunque son servicios de suscripciones de pago como ventaja nos facilitan la tarea de copias día a día siempre y cuando estamos conectados a internet. Es muy importante asegurar de la red con la cual interactuamos y no conectarse a redes inalámbricas inseguras. Estas son algunas de las opciones que tenemos para evitar perdida de datos.

¿Pero qué ocurre en caso de que nuestros dispositivos electrónicos o discos duros externos se nos han perdido o han sido robados?

A nadie le gustaría que otras personas tengan acceso a todos los datos personales del portátil o móvil perdido. Y ni mucho menos cuando dichos datos pueden ser usados para poder ofrecer algún beneficio al ladrón. Para poder proteger nuestros datos lo tenemos que poner algo más difícil al ladrón y con una simple contraseña ya se lo ponemos algo más complicado. Pero en caso de portátiles las contraseñas no sirven de mucho ya que los sistemas operativos son muy vulnerables y se puede tener acceso al equipo en cuestión de minutos.

Para evitar que los datos sean accesibles como opción, podemos cifrar nuestro disco duro. Existen muchas formas de cifrar, pero todos consisten en proteger un disco duro mediante una contraseña. Como opción también se puede proteger un portátil con una unidad externa. Es decir, el portátil no podrá arrancar el sistema operativo sin haber conectado previamente la unidad externa. De esta forma podemos proteger nuestros datos y lo ponemos mucho más difícil a cualquier persona que quisiera tener acceso no autorizado a nuestros datos.

Es difícil  proteger los  dispositivos electrónicos y los datos, y tener una seguridad total. Pero si comenzamos por lo mas simple, y lo mas absurdo que lo parezca, al final sumando todos los hechos, podríamos  tener una barrera lo suficientemente fuerte, para que  muchas de las personas con insuficientes conocimientos en informática no lograsen acceder a nuestros datos.

Cifrar las unidades de almcenamiento