TEMA: CAPA DE RED DEL MODELO OSI. DIRECCIONES IPV4 e IPV6

La capa de red del modelo OSI (Capa de Internet en TCP/IP) es la encargada de proporcionar conectividad y selección de ruta entre dos sistemas de hosts que pueden estar ubicados en redes geográficamente distintas.

Existen varios protocolos que operan en esta capa, sin embargo, los protocolos IPV4 e IPV6 son los más utilizados.  IPv4 usa direcciones de 32 bits, limitándola a 4300 millones de direcciones únicas aproximadamente, muchas de las cuales están dedicadas a redes locales. Debido al crecimiento enorme que ha tenido Internet, combinado al hecho de que hay desperdicio de direcciones, ya hace varios años se vio que escaseaban las direcciones IPv4. El 3 de febrero de 2011, la IANA asignó los últimos bloques libres a los RIRs, (Ver figura 1). Los Registros Regionales de Internet deben, desde ahora, manejarse con sus propias reservas, que se estima, alcanzaran hasta el 2020.

Figura 1  Registros Regionales de Internet

Desde el año 2007, IPv6 aparece como una solución a largo plazo aunque su implantación se está realizando a un paso muy lento. A medida que se acerca el plazo límite del agotamiento de la dirección IPv4, la mayoría de vendedores de equipos e  ISP están empezando a considerar el uso generalizado de IPv6.

Análisis de la situación

Cada dispositivo que se conecta a Internet, requiere un identificador para permitir esas comunicaciones. Teniendo en cuenta la población del planeta, y que hoy en día cada uno tiene varios dispositivos, no solo un PC, e incluso que hay “cosas” (aparatos de todo tipo, sensores, etc.) que se conectan a Internet, es lógico que llegue un momento en que con 4300 millones de direcciones ya no son suficientes. Entonces:
¿Que es IPv6?

La versión del Protocolo de Internet que estamos usando ahora, es la versión 4. Comercialmente no ha habido otras versiones, sino que directamente se ha desarrollado durante muchos años la nueva versión que es la 6, por tanto de ahí IPv6. Esta versión permite contar con cerca de  340 sextillones de direcciones, 6,7 × 1017(670 mil billones) de direcciones por cada milímetro cuadrado de la superficie de la Tierra. Ver figura 2

Figura 2 Comparación entre IPV4 e IPV6

En mi opinión  ha sido un visión acertada el diseño de un protocolo que permite ampliar el rango de direcciones disponibles y garantizar a su vez conectividad extremo a extremo, todo esto aparejado a una mayor seguridad la cual es necesaria debido a que cada día se envían mayores volúmenes de datos por las redes. Sin embargo tras  todo proceso de cambio siempre nos hemos preocupado por las consecuencias que esta nueva situación pudiera acarrear, es por ello que nos surgen dos interrogantes  fundamentales:

¿Cómo nos afecta la transición de IPV4 a IPV6?

Para el usuario convencional este problema no tiene un efecto inmediato ni debería tenerlo a medio o largo plazo se va a poder seguir utilizando como hasta ahora.  Los usuarios finales no tienen que hacer nada más que activar IPv6 en sus ordenadores o dispositivos. La transición completa a IPv6 llevará unos años pero es un problema, sobre todo, para operadoras de telefonía, proveedores de acceso a Internet y grandes compañías que tienen su propia infraestructura de acceso, por ejemplo una empresa con presencia online de cualquier tipo que no esté preparada con IPv6, perderá usuarios, perderá visitas, y por tanto, perderá negocio. Se crea una nueva brecha digital, empezarán a surgir usuarios que sólo tengan acceso a IPv6, y por tanto si determinadas páginas web no están visibles con IPv4, no podrán llegar a ellas. Yahoo! ha calculado que perderá 1.000.000 de usuarios sólo en un día de prueba.

¿Al IPv6 no puede sucederle lo mismo que le ha sucedido al IPv4?

Es realmente muy difícil que se repita debido a que cuenta con un amplio rango de direcciones. No sólo hay suficientes direcciones sino que, además, el protocolo ha sido diseñado pensando en posibles crecimientos sin necesidad de actualizarlo todo de nuevo.

De manera general podemos decir que IPV4 fue un experimento que al final se hizo comercial, y que ha sido víctima de su propio éxito de modo que la era IPV6 ha llegado

David Rodríguez Jiménez

Alumno del curso: Cisco CCNA R&S

Centro: Tajamar

Año: 2015-2016